Carta del presidente de ANPE, José Francisco Venzalá González


24 Nov, 2022

foto-francisco-venzalá

Estimados compañeros y amigos:

El jueves 1 de diciembre se van a celebrar las elecciones sindicales en el ámbito de la enseñanza no universitaria por décima vez en la historia de nuestra democracia. Un proceso que servirá para elegir a quienes van a representar los intereses del profesorado ante la administración por un periodo de cuatro años.

Estas elecciones se celebran en un momento de enormes dificultades políticas, sociales y económicas, lleno de incertidumbres, pero también de grandes retos en lo educativo y en lo sindical. En la actualidad nos encontramos en un curso complejo, ante los grandes objetivos que diversos organismos tanto nacionales como internacionales plantean a nuestra educación y a nuestro colectivo docente, es cuando más debemos exigir una nueva forma de hacer sindicalismo, una nueva forma de defender y proteger nuestra profesión. EN ANPE creemos firmemente que otro sindicalismo es posible. Frente a modelos sindicales antiguos agotados, dispersos y sometidos a múltiples intereses, la independencia y profesionalidad de ANPE es la auténtica alternativa sindical en la enseñanza y para los docentes.

Porque en ANPE todos somos docentes, con nuestras iniciativas y reivindicaciones, lejos de intereses políticos, demagogias y populismos que tanto daño han hecho y siguen infligiendo a nuestro colectivo, con nuestro compromiso y trabajo nos esforzamos en mejorar la educación y luchamos porque se reconozca la relevancia social de nuestro trabajo, de la profesión docente, somos un sindicato diferente.

Como docentes vemos con enorme preocupación las consecuencias y repercusión de la crisis social y económica sobre el sistema educativo, los recortes presupuestarios, de personal, aumento de las ratios, la desaparición de programas de apoyo y refuerzo, los problemas de inestabilidad de los compañeros interinos, el continuo aumento de burocracia, cambios normativos, etc.

Nos preocupa poder garantizar y mantener el estado del bienestar, en un país donde educación y sanidad han sido los servicios más castigados por las políticas de recortes llevadas a cabo en los últimos años. Una política de recortes que lesiona gravemente estos servicios esenciales de atención a los ciudadanos, así como las condiciones laborales de los profesionales docentes y sanitarios quienes han sufrido injustos recortes en retribuciones y plantillas, y se ha traducido en muchas ocasiones en la pérdida injustificada de muchos puestos de trabajo. Desde la independencia y la responsabilidad, sin intereses que no sean los estrictamente profesionales, el profesorado y los profesionales sanitarios de la FSES nos hemos movilizado, y lo continuaremos haciendo, sumando nuestros esfuerzos contra los recortes en ambas áreas. Como sindicatos profesionales, no podemos admitir recortes que afectan directamente a la calidad de la prestación educativa y a la salud de los ciudadanos, máxime tras la trágica experiencia de una grave pandemia.

En ANPE no nos resignamos, nunca vamos a tirar la toalla, creemos que la educación es la mejor política social y la mejor herramienta e inversión más segura para salir de la crisis de valores y también de la crisis económica. Por eso hemos estado siempre a vuestro lado, en los centros y en nuestras sedes, por eso hemos creado el Defensor del Profesor, por eso hemos intervenido en el debate social y ante la administración llevando únicamente lo que nos importa, la voz del profesorado, por eso hemos creado opinión sobre los cambios que necesita la educación en España, por eso hemos impulsado el reconocimiento de la autoridad y los cambios en la normativa sobre convivencia. Hemos puesto en marcha numerosas campañas de gran relevancia social que han situado a la educación y los docentes en el centro de las prioridades sociales como recientes de tanta relevancia social como la mejora de la convivencia en las aulas, la equiparación salarial, el impulso de la Formación Profesional, el buen uso del WhatsApp, campañas contra la burocracia en los centros, la enfermera escolar en los centros en colaboración con SATSE o la más reciente de “- Política y + Educación”, que sin duda alguna, responden a muchas de vuestras demandas.

Nuestra única prioridad es luchar por la educación y por el profesorado de la enseñanza pública. No dependemos de nadie más que de vosotros, por eso es fundamental para seguir impulsando estas propuestas que nos deis vuestro apoyo y el de todos los que comparten estos principios el próximo día 1 de diciembre.

Creemos que más allá de la política, de las ideologías, de los intereses partidistas, está la labor educativa, más allá de las idas y venidas del Gobierno de turno está la importancia de la educación, y solamente contando con vosotros, compañeros de profesión que día a día hacéis grande nuestra profesión, podremos cambiar las cosas. Gracias de antemano por este voto de confianza que vais a depositar en nosotros y por difundir nuestro mensaje entre los compañeros que se encuentren indecisos. Os pedimos y esperamos vuestro respaldo. En primer lugar, participando en las elecciones sindicales y, sobre todo, votando a ANPE.

Nos comprometemos, como hemos hecho siempre, a estar a la altura de esa confianza y trabajar por lo único que nos importa, la enseñanza pública y su profesorado.

Un cordial saludo

José Francisco Venzalá González